fbpx
 

Domingo Antonio de Andrade

Domingo Antonio de Andrade

Desde el año 2015 la Real Academia Gallega de Bellas Artes celebra el Día das Artes Galegas el día 1 de abril, rindiendo homenaje a los grandes artistas gallegos de distintas disciplinas con el objetivo de exaltar, divulgar y promocionar la creación en Galicia.

Este año 2020 se ha dedicado el Día das Artes Galegas al arquitecto Domingo Antonio de Andrade, uno de los grandes artistas del barroco en Galicia y muy especialmente en Santiago de Compostela.

La fecha de celebración elegida por la Academia nos recuerda el 1 de abril de 1188, fecha que figura en los dinteles del Pórtico de la Gloria certificando que se trata de una obra dirigida desde sus cimientos por el Maestro Mateo.

 

Artistas homenajeados en el Día das Artes Galegas

Año 2015: Maestro Mateo

Año 2016: Alfonso Daniel Rodríguez Castelao

Año 2017: Maruja Mallo

Año 2018: Alejandro de la Sota

Año 2019: Luis Seoane

Año 2020: Domingo Antonio de Andrade

 

Fotografía de www.catedraldesantiago.es. Altar Mayor de la Catedral de Santiago de Compostela.

 

Domingo Antonio de Andrade

Domingo Antonio de Andrade nació en 1639 en la localidad de Cee (A Coruña) y falleció en Santiago de Compostela en 1712. Estudió en la Facultad de Artes de la Universidad de Santiago de Compostela y pronto empezó a recibir sus primeros encargos debido a su gran talento.

En la Catedral de Santiago Domingo Antonio de Andrade participa en la construcción del baldaquino del Altar Mayor, que alberga el camarín con la imagen pétrea del Apóstol Santiago, escultura medieval obra del taller del Maestro Mateo. El Altar Mayor es un espectacular conjunto ornamental que ensalza la figura del Apóstol como peregrino y como patrón de España.

En marzo de 1672 Andrade fue nombrado Aparejador Mayor de la Catedral de Santiago y en 1676 se convierte en Maestro Mayor de la Catedral, tanto de carpintería, como de cantería, cargo que ocupará durante el resto de su vida.

También trabajó en otras ciudades gallegas, destacando el baldaquino barroco de la Capilla del Santo Cristo en la Catedral de San Martín (Ourense) y la sacristía y la sala capitular en la Catedral de Santa María (Lugo).

Entre los discípulos del taller de Domingo Antonio de Andrade destacan dos de los grandes arquitectos del barroco en Galicia: Simón Rodríguez y Fernando de Casas Novoa.

 

Capilla del Santo Cristo. Catedral de San Martín. Ourense.

 

Torre del Reloj de la Catedral de Santiago

Sobre la base de una torre de origen gótico (S XIV), Andrade remató la conocida como Torre del Reloj entre 1676 y 1680 con una estructura decreciente. La torre está decorada con motivos jacobeos y con elementos vegetales, como las características sartas de frutas presentes habitualmente en sus obras, y culmina en la cúpula que contiene la linterna que se ilumina en Año Santo. La campana principal del templo se encuentra en esta torre y es conocida como Berenguela, en honor al arzobispo francés Berenguel de Landoira. La campana original puede visitarse en el claustro accediendo al Museo de la Catedral.

 

Claustro de la Catedral de Santiago y Torre del Reloj.

 

Praza da Quintana 

El arquitecto José Peña de Toro inicia en 1658 las obras en la Praza da Quintana con el objetivo de ocultar el exterior de la cabecera de la Catedral, pero será Domingo Antonio de Andrade quien finalice esta obra, destacando la Puerta Real, la Casa da Parra (1683) y la Casa da Conga (1709).

En la Praza da Quintana encontramos también la Puerta Santa, que permanece abierta sólo en Año Santo, cuando el 25 de julio coincide en domingo. En el tramo exterior superior de la puerta se encuentran 3 hornacinas, obra de Domingo Antonio de Andrade, que albergan la imagen del Apóstol Santiago y sus discípulos Teodoro y Atanasio a ambos lados, quienes según la tradición jacobea transportaron al Apóstol Santiago desde el puerto de Jaffa hasta Galicia en una barca de piedra.

 

Casa da Parra. Santiago de Compostela.

 

Casa da Conga. Praza da Quintana. Santiago de Compostela.

 

Santo Domingo de Bonaval

La triple escalera helicoidal del convento de Santo Domingo de Bonaval, de gran virtuosismo técnico, es una de las obras más conocidas de Andrade y uno de los elementos arquitectónicos más singulares de Compostela. En un mismo hueco se desarrollan con gran técnica tres rampas independientes que conducen a los diferentes pisos.

La fundación del antiguo convento de Bonaval se atribuye a Santo Domingo de Guzmán, que en el año 1219 peregrinó a Santiago. Está situada cerca de la Puerta del Camino, por la que entran los peregrinos del Camino Francés.

La fachada del convento, presidida por la imagen del santo fundador, también es obra a Domingo Antonio de Andrade. Desde 1977 el edificio alberga el Museo do Pobo Galego, dedicado al patrimonio histórico-antropológico de Galicia. La iglesia de Bonaval acoge además el Panteón de Gallegos Ilustres, donde se encuentran los enterramientos de Rosalía de Castro, Francisco Asorey y Castelao, entre otros.

 

Fotografía de www.museodopobo.gal. Escalera de Santo Domingo de Bonaval. 

 

Santo Domingo de Bonaval. Santiago de Compostela.

 

 

Cuéntame en los comentarios cuál de las obras de Domingo Antonio de Andrade visitarás en cuanto tengas oportunidad. Contacta aquí para reservar una visita guiada con Camiños con arte y seguir descubriendo el patrimonio arquitectónico de Galicia.

 

Lidia de la Fuente

Licenciada en Humanidades y Guía Oficial de Galicia en alemán e inglés

 

 

2 Comentarios
  • Chales S GL
    Publicado a las 08:13h, 08 abril Responder

    Siempre aprendo algo contigo Lidia, gracias!

    • Lidia
      Publicado a las 11:07h, 15 abril Responder

      Me alegro mucho, Charles, un abrazo! Lidia

Escribe un comentario