El mar esculpe un paisaje tan espectacular como agreste en la Costa da Morte.

Fisterra era considerada por los romanos el fin del mundo conocido, el rincón más occidental de la tierra, y más allá, sólo existía la inmensidad del océano. Hoy continúa siendo la etapa final del Camino de Santiago para muchos peregrinos.

Descubre el Camiño dos faros desde Malpica hasta Fisterra, visitanto el Cabo Vilán, el Cabo Touriñán, el Faro Roncudo, el Faro de Laxe y la cascada de Ézaro, entre otros miradores y acantilados sobre el mar.

Visita el Dolmen de Dombate y el Castro A Cibdá de Borneiro tras las huellas de la cultura megalítica y la cultura castrexa.

Las “palilleiras” se reúnen en la puerta de casa para tejer el tradicional encaje de bolillos de Camariñas. Junto con los “percebeiros” y la alfarería de Buño, son algunos de los oficios tradicionales que permanecen más vivos en la Costa da Morte.

Leyendas y tradiciones como la Pedra de Abalar se unen en el santuario de la Virxe da Barca en Muxía manteniendo los mitos de este lugar mágico.

Siente el misterio del fin del mundo

Descubre la magia de Galicia