Porta Miñá. La puerta más original de la muralla romana de Lugo

Porta Miñá. La puerta más original de la muralla romana de Lugo

Catedral de Santa María, Patrimonio de la Humanidad, desde la Puerta Miñá de la muralla romana de Lugo.

 

Porta Miñá

En el barrio de A Tinería, en el centro histórico de Lugo, se encuentra la puerta Miñá, la puerta más original de la muralla romana, que debe su nombre al río Miño, a un kilómetro de distancia desde aquí. Además de ser una de las puertas más antiguas de la muralla romana de Lugo, la Porta Miñá es la que mejor conserva su estructura original romana, ya que apenas ha sido modificada si la comparamos con las demás entradas al recinto amurallado.

Hasta esta puerta llegaba una de las calles principales de Lucus Augusti, el decumano máximo con trayectoria este – oeste procedente del foro, la gran plaza romana, centro de la vida pública donde estaban ubicados los principales edificios a nivel administrativo, religioso y comercial.

Calle Tinería. Decumano máximo de Lucus Augusti. 

 

La Porta Miñá también recibe el nombre de Porta do Carme debido a la proximidad extramuros de la capilla del Carmen, frente a la Sala de Exposiciones Porta Miñá, visita imprescindible para conocer la evolución de la ciudad de Lugo en época romana, desde su origen como campamento militar hasta la caída del Imperio con la invasión sueva en el siglo V d. C.

 

Cuerpo de guardia y cimientos de la torre romana en la Porta Miñá.

 

La construcción de la Porta Miñá

Aunque el origen de la ciudad de Lucus Augusti se remonta al siglo I a. C., la construcción de la muralla romana, declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2000, se inició a finales del siglo III d. C. En aquel momento el Imperio Romano atravesaba una importante crisis política, económica y social. Los llamados “pueblos bárbaros” presionaban en las fronteras y se hizo necesario construir murallas defensivas en diferentes ciudades para protegerlas de un posible ataque. En ese contexto de inestabilidad surge la muralla de Lugo.

El principal material utilizado para construir la muralla fue la piedra local, la pizarra, muy abundante en la región, combinada también con bloques de granito en determinadas partes, como por ejemplo las puertas.

Para una mejor defensa la puerta disponía de una reja de hierro que se elevaba y bajaba a través de un mecanismo situado en la parte superior, en el cuerpo de guardia. Además de esta reja de hierro, en la parte interior había también una contrapuerta de madera. Tanto la reja como la contrapuerta de madera ayudaban como elemento defensivo en caso de ataque desde el exterior.

Se conservan tambén los cimientos de dos torres a ambos lados de la puerta en la parte interior, justo al lado de las escaleras de acceso al adarve de la muralla.

 

Escaleras originales de la muralla romana de Lugo en la Porta Miñá.

 

La vía romana XIX y el Camino de Santiago

En la actualidad, los peregrinos que se dirijen a Santiago de Compostela siguiendo el Camino Primitivo, Patrimonio de la Humanidad desde el año 2015,  salen de la ciudad por esta puerta, desde donde tienen que recorrer unos 98 kilómetros hasta la Praza do Obradoiro en Compostela. Los peregrinos actuales siguen por lo tanto parte del trazado de la Vía XIX del Itinerario de Antonino, que lleva al puente de origen romano sobre el río Miño y comunicaba las principales capitales del noroeste peninsular: Asturica Augusta (Astorga), Lucus Augusti (Lugo) y Bracara Augusta (Braga).

 

 

 

La peregrinación a Santiago de Compostela tuvo una especial relevancia en la ciudad de Lugo durante la Edad Media. Queda como testigo al lado de la Porta Miñá el espacio que ocupaba el antiguo hospital de San Miguel o “Casa de los Pobres Vergonzosos”, destinado a enfermos, desamparados y probablemente también a los peregrinos. Esperamos que se rehabilite el edificio conservado en el emplazamiento del antiguo hospital, porque implicaría también la recuperación de una parte importante de la historia de la ciudad.

 

La Porta Miñá recuerda también un interesante personaje medieval, el trovador Fernando Esquío.

 

Descubre más sobre la Porta Miñá

Quedan muchas más cosas por descubrir sobre la Porta Miñá… ¿Véis estos puntitos que trazan una línea en el suelo debajo de la puerta? Os espero los sábados a las 12.30 horas en la Praza do Campo en las visitas guiadas en Lugo para contaros qué son estas curiosas señales en el suelo y compartir con [email protected] mucho más sobre la ciudad romana bajo nuestros pies…

 

Agradecemiento

Hoy cuando me disponía a redactar estas líneas tuve la suerte de encontrar casualmente al arqueólogo lucense Enrique González y escuchar detalles valiosísimos de su propia voz, una de las personas que lleva dos décadas trabajando en las excavaciones arqueológicas de Lugo. ¡Muchas grazas por tu ayuda, Enrique!

 

Lidia de la Fuente

Sin Comentarios

Escribe un comentario