fbpx
 

La Torre de Hércules

La Torre de Hércules

La Torre de Hércules es el faro romano más antiguo del mundo que continúa en funcionamiento y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2009.

El monumento más famoso de A Coruña fue construido entre finales del siglo I y comienzos del siglo II d.C. por un arquitecto de Coimbra llamado Cayo Servio Lupo, según indica la inscripción latina sobre roca dedicada al dios Marte Augusto encontrada en la torre.

Sirvió de faro durante la dominación romana e incluso antes de la conquista romana, debido a su situación estratégica, guiando las embarcaciones que navegaban desde el Mediterráneo hacia regiones atlánticas.

Los romanos crearon un importante enclave portuario que llamaron Brigantium, pero en el siglo V los ataques marítimos de los normandos obligaron a los habitantes a abandonar la costa para refugiarse hacia el interior.

 

Construcción del faro romano

La Torre de Hércules tiene planta cuadrada, una altura de 59 metros y se alza sobre una colina de 60 metros sobre el nivel del mar. Subiendo los 234 escalones que llevan hasta el mirador es posible contemplar unas impresionantes vistas de A Coruña y el Atlántico.

La torre original romana contaba con una rampa exterior que utilizaban para comunicar los tres pisos de altura existentes y probablemente también para subir el combustible con el que hacían fuego e iluminaban el faro. La parte superior remataba con una planta circular en forma de cúpula y un hueco en el centro para la salida de la luz.

El revestimiento exterior actual es obra del ingeniero Eustaquio Giannini en estilo neoclásico, quien recubrió entre 1788 y 1791 los restos del faro romano con las fachadas que vemos en la actualidad y además construyó las escaleras interiores y un edificio octogonal en la parte superior para albergar el faro.

 

Maqueta de la torre en época romana (izquierda) y tras su restauración en el siglo XVIII (derecha). Centro de Interpretación de la Torre de Hércules.

 

Escaleras interiores de la Torre de Hércules.

 

 

Pieza utilizada probablemente sobre una lámpara de aceite con un orificio para la mecha que iluminaba el faro romano.

 

 

Vista aérea del faro de la Torre de Hércules. Fotografía de Turismo Coruña.

 

 

La Torre de Hércules y el océano Atlántico.

 

 

Alrededor del faro se encuentra el Parque Escultórico de la Torre de Hércules, un museo al aire libre en el que conviven las esculturas de Breogán, Caronte, los Ártabros, los Menhires o Hércules en la barca de los argonautas, entre otras.

 

Escultura de Breogán.

 

Menhires en el Parque escultórico.

 

Leyenda de Breogán

Según la tradición, la Torre de Hércules fue construida por los romanos en el mismo lugar en el que se encontraba la antigua torre de Breogán, guerrero celta que según la mitología sometió los territorios del noroeste de la Península Ibérica y fundó Brigantia (ciudad o área territorial comprendida entre las actuales A Coruña y Betanzos). Allí mandó construir una torre para guiar a los navegantes, la Torre de Breogán.

La mitología cuenta que Ith, hijo de Breogán, subió un día a lo más alto de la torre y divisó Irlanda a lo lejos. Decidió navegar hasta esa tierra lejana para conquistarla pero murió en una batalla y finalmente fue Mil, nieto de Breogán y sobrino de Ith, quien en venganza puso rumbo a Irlanda y sometió a la población local.

 

 

Leyenda de Hércules

El rey Alfonso X el Sabio narró en su Estoria de España (siglo XIII) cómo el héroe griego Hércules construyó un gran faro para conmemorar su victoria sobre el gigante Gerión. Según la leyenda, Hércules vino en busca del gigante Gerión que reinaba sobre las tierras comprendidas entre los ríos Duero y Tajo, con el objetivo de liberar al pueblo. El enfrentamiento entre ambos duró tres días y tres noches. Finalmente Hércules venció a Gerión, cortó su cabeza y la enterró junto al mar, conmemorando su victoria con la construcción de una torre sobre el túmulo.

 

 

Qué visitar en A Coruña

 

Plaza de María Pita

El personaje más destacado de la historia de A Coruña es sin duda María Pita, cuya escultura se encuentra en la plaza que recibe el mismo nombre, frente al Ayuntamiento.

Tras el fracaso en 1588 de la Armada Invencible del rey Felipe II con el propósito de destronar a Isabel I de Inglaterra, la corona inglesa ataca a la corona española con una importante flota naval liderada por Sir Francis Drake, quien desembarca en el puerto de A Coruña en mayo de 1589. Las fuerzas inglesas ya habían ocupado la ciudad, a excepción de la zona amurallada, defendida por toda la población, cuando la joven María Pita mata al abanderado inglés infundiendo ánimo entre los habitantes de la ciudad para seguir luchando. Gracias a su intervención, finalmente las tropas inglesas abandonaron la ciudad.

Puedes descubrir su interesante historia visitando la Casa Museo de María Pita en la Ciudad Vieja.

 

Plaza de María Pita, A Coruña.

 

Ciudad Vieja

Desde la Plaza de María Pita puedes recorrer la Ciudad Vieja visitando la iglesia románica de Santiago, lugar emblemático para los peregrinos que seguían la ruta marítima del Camino Inglés especialmente entre los siglos XIV y XVII y para quienes lo recorren en la actualidad; la Colegiata de Santa María do Campo de estilo románico y gótico, ligada al importante gremio medieval de mareantes; o los Jardines de San Carlos, donde se encuentra la tumba del general inglés Sir John Moore, que resultó muerto luchando en A Coruña mientas las tropas inglesas embarcaban hacia su país durante la Guerra de la Independencia española.

 

Colegiata de Santa María do Campo, A Coruña.

 

 

Paseo marítimo

El paseo marítimo de A Coruña es el más largo de Europa y a lo largo del recorrido puedes disfrutar de las playas de Riazor y Orzán, así como del Museo Arqueológico e Histórico Castelo de San Antón, antigua fortaleza del XVI, utilizada también como prisión y lazareto para aislar a los marineros afectados de alguna enfermedad infecciosa.

Las galerías de cristal de la Marina de A Coruña, antiguas viviendas de pescadores, constituyen uno de los mayores conjuntos acristalados del mundo y le ha otorgado el nombre de la Ciudad de Cristal.

 

Galerías de la Avenida de la Marina en el puerto de A Coruña.

 

Playa de Riazor con la Torre de Hércules al fondo. A Coruña.

 

 

Casa Museo de Picasso

En agosto de 1891, Pablo Picasso se trasladó con su familia a la ciudad de A Coruña donde su padre ejerce como profesor en la Escuela de Bellas Artes. Tenía sólo 9 años y fue en la ciudad herculina donde se inició como pintor y realizó su primera exposición. Durante los 4 años que vivió en esta ciudad, Picasso frecuentó la Torre de Hércules como uno de los lugares de inspiración para sus dibujos y óleos. En la Casa Museo Picasso puedes conocer más detalles sobre la infancia del pintor en Galicia.

 

Castro de Elviña

Poblado castrexo delimitado por murallas, con un aljibe para recoger el agua, y que presenta dos niveles de ocupación, uno prerromano y otro de época romana. El conjunto de orfebrería encontrado en el yacimiento conocido como el Tesoro de Elviña, puede visitarse en el Museo Arqueológico e Histórico Castelo de San Antón.

 

 

¿Has visitado alguna vez la Torre de Hércules o el Castro de Elviña? Si te interesan los castros galaicos y la romanización, descubre aquí más detalles sobre la cultura castrexa  y sobre Lugo, la primera ciudad fundada por los romanos en Galicia.

 

Suscríbete gratis aquí a la newsletter de Camiños con arte para seguir descubriendo la historia de Galicia.

 

 

Lidia de la Fuente

Licenciada en Humanidades y Guía Oficial de Galicia en alemán e inglés.

 

 

1Comentario

Escribe un comentario